El valor de la cultura en tres ejemplos

| 30 mayo, 2017

Artículo de opinión publicado hace 4 años

cultura_recorte_wide

Que la cultura no es un valor sostenible es una afirmación de moda entre liberales y conservadores, pero discutible. Las consecuencias generales, incluso macro económicas, de convertirnos en un pueblo inculto son tan obvias que hasta da vergüenza ajena el exponerlas.

Ahora, en nuestro entorno europeo, todo tiene que ser rentable a corto plazo – sinónimo de generar ingresos al Estado – para mantener una infraestructura enorme, cara, ineficiente y hasta paleta en muchos casos; los políticos. Porque si algo no hay sostenible en este país es el gasto en políticos (en activo y retirados). Pero mejor recortar en sanidad, educación o cultura que tocarlos a ellos y que no puedan manejar sobres, comisiones, amiguismos y prebendas… O al menos eso es lo que opina la mayoría de los españoles sobre los políticos según el CIS.

Les propongo una reflexión con tres ejemplos recientes en los que la cultura tiene diferente valor:

En Canarias

El Hierro ha cancelado todas las actividades culturales programadas para el Día de Canarias por el conflicto del servicio público marítimo. Sin entrar en valoraciones, la anécdota es que esta fecha es una de las pocas en las que hay trabajo para los trabajadores de la cultura. ¿Cobrarán la cancelación de contratos? ¿Tenían contratos firmados? La noticia aquí.

En España

Valderrobres (Teruel), con la colaboración de alumnos y profesores de diferentes centros, realiza un vídeo ficción sobre los recortes en educación y sus efectos. La anécdota es que afirma, a partir del minuto 13 del corto, que la única profesión que realmente vale la pena en el sector cultural es la de marchante – para ganar dinero -. ¿Es una broma o vamos en esa dirección?

En Colombia

Expertos del Ministerio de Cultura colombiano recorren diversos departamentos del país explicando y estudiando los proyectos que se afrontarán con el dinero recaudado por el impuesto al consumo de telefonía móvil (del 4%) para invertir en cultura. También invierten en cultura el 8% recaudado por la venta de coches, barcos y transportes.  Toda la noticia aquí.

En la primera noticia la cultura se utiliza como moneda de presión política. En la segunda se plantea un escenario en el que la cultura solo sirve si se gana dinero. En la tercera la cultura es un bien en el que hay que invertir recursos de otros grandes negocios. Que cada cual se quede con la quiera en este Día de Canarias de 2013.

Etiqueta: , , ,

Categoría: Enrique Mateu, Opinión

Los comentarios están cerrados

banner ad
banner ad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Cookies info

ACEPTAR
Aviso de cookies